Fernando II de Aragón: genio y figura

Tabla de contenidos

Detrás de una gran mujer Isabel I, hay un gran hombre: Fernando II de Aragón.

Muchos creen que la unión de Isabel y Fernando fue el comienzo de la España que hoy conocemos, pero no es verdad. Quien crea que España nació solo con el matrimonio de Isabel y Fernando anda errado, al menos, el camino de unificación de reinos peligró seriamente en un determinado momento. De hecho se perdió.

En aquélla época, finales del siglos XV, la península ibérica era un conglomerado de reinos en el que Isabel era la dueña y propietaria de Castilla y Fernando a su vez de Aragón.(Isabel dejó en testamento su reino a su hija Juana, y en caso de incapacidad, sería regente Fernando).

Así se mantendrían durante mucho tiempo como reinos independientes, con sus leyes, cortes, costumbres y lenguas. Isabel reinaba en Castilla y Fernando en Aragón, aunque ambos no solo eran reyes consortes de los reinos de sus respectivos cónyuges, (Fernando en vida de Isabel era Fernando V de Castilla). Se ayudaron mutuamente en todo, como era de esperar; no olvidemos la ayuda de Aragón en la conquista de Granada. Lo que ambos ambicionaban era la unión de todos los reinos de la península, sobre todo a través de los matrimonios de sus hijos, que eran numerosos. Todos bajo una misma corona.

Pero todo esto estuvo a punto de irse al traste, estuvo en un tris de irse al garete, y lo más curioso es que fue precisamente Fernando el que estuvo detrás de esta maniobra. Sí, el mismísimo Fernando.

Fernando buscó deliberadamente otro heredero para Aragón que no fuera su hija Juana.

Hace poco pasé por el pueblo de Madrigalejo, cerca de Guadalupe, en la provincia de Cáceres. Allí, al lado de la carretera había un cartel que decía: “Aquí murió el rey, aquí nació España” y de pronto me acordé de que en ese pueblo había ocurrido un hecho que no muchos saben(a parte de ser el lugar donde murió el rey cuando se dirigía a Guadalupe) y es que Fernando II más conocido por Fernando el Católico, solo en su lecho de muerte decidió dar en herencia sus reinos a su nieto Carlos, hijo de Juana. No le quedó otra salida, pero tiempo atrás, hizo todo lo posible por dar otro heredero a la corona de Aragón, lo que separaría a Aragón y Castilla definitivamente.

Juana I de Castilla

Todo comenzó porque no quería ceder su reino a su hija, aún siendo Juana su legítima heredera. No quería porque Juana había pasado a ocupar el trono de Castilla junto a su marido Felipe el hermoso, duque de Borgoña. Juana fue enviada allí a Borgoña, para ser consorte, con suerte llegaría a ser emperatriz. Esa era su misión y para eso había sido educada, no para ser reina titular de ningún reino.

A ella no le correspondía reinar en Castilla pero a la muerte de los herederos del reino, hermano, hermanas y sobrino, digamos que le cayó el reino de rebote. A su marido Felipe, ambicioso como él solo, se le pusieron los dientes largos ante la posibilidad de reinar en Castilla, para ello sería muy conveniente que Juana fuese declarada incapaz de gobernar y así tener Castilla y sus riquezas para él solito. Pero Fernando no estaba dispuesto a aceptarlo.

Felipe “el Hermoso” esposo de Juana I

Cuando Felipe, marido de Juana, arribó a Castilla, lo hizo con el apoyo de la nobleza castellana que a cambio de prebendas estaba dispuesta a ceder el trono a Felipe y arrebatárselo con la excusa de “inestabilidad mental” a Juana, la legítima heredera. No olvidemos que a los reyes les proclamaba y juraban lealtad las Cortes de Castilla, sin este requisito nadie era legítimo rey. Ambos fueron proclamados reyes de Castilla en Cortes.

Fernando abandonó Castilla y se marchó a Aragón: tenía otros planes para sus reinos.

Aunque Fernando había sido designado por Isabel regente en caso de incapacidad de su hija, se retiró a Aragón ya que con lo que sí contaba en Castilla era con la animadversión de la viaja nobleza que prefería a una presa joven como Felipe a quien manejar, a un viejo zorro como Fernando. Isabel intentó domeñar a los nobles, cosa que creyó hasta su muerte, pero al morir la reina, la antigua nobleza castellana volvió a las andadas.

¿Qué hizo Fernando? Cuando vio lo que se avecinaba con su “odiado”yerno rey de Castilla, “una hija inestable “, y la nobleza castellana  en contra, pues decidió retirarse a Aragón, y casi sin acabar el luto por Isabel,(esta murió en 1504 )concertó un  nuevo matrimonio(1505) para sí con una sobrina del rey francés, su archienemigo. De esta manera intentaría matar dos pájaros de un tiro, mantener la paz con Francia, pero sobre todo intentar dar un heredero a Aragón, para así mantener sus reinos separados de Castilla, ahora en manos de un yerno al que aborrecía.

Nace un heredero para Aragón, y no de Castilla.

Así fue como Germana de Foix, sobrina del francés se convertiría en reina consorte de Aragón y para más caprichos del destino acabaría dando a luz a un niño, heredero sin duda de los reinos de Fernando. En este momento todo por la que había luchado Isabel I se había ido al traste. De facto, Aragón tenía un heredero varón que nada tenía que ver con Castilla: toda la política matrimonial concertada durante años para consolidar bajo una misma corona toda a península Ibérica, incluida Portugal estaba a punto de fracasar. Todo, absolutamente todo, dependía de ese niño. La voluntad de Fernando demostró ser firme cuando inició las negociaciones para el matrimonio con la francesa. No quería dejar sus reinos en manos del ya rey Felipe I de Castilla y León.

Pero el “hombre propone y Dios dispone”dice el refrán y el destino para esta situación tenía otra solución: el niño murió, y no se pudo engendrar otro heredero. Dicen que Fernando no paraba de tomar afrodisíacos en un intento de engendrar otro, pero no fue posible y además también murió su yerno Felipe I, apodado el Hermoso. El ser rey de Castilla le duró al pobre un telediario. Dicen que detrás de su muerte estuvo Fernando, who knows…

Por “inestabilidad mental o por cordura” Juana se recluyó en el castillo de Tordesillas.

Así las cosas, Fernando, decidió en su lecho de muerte en Madrigalejo, camino de Guadalupe, dejar en herencia sus reinos a su nieto Carlos, hijo de Juana y Felipe. Con el tiempo sería nada más y nada menos que el llamado  Carlos I de España y V de Alemania: Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, un hombre que generó uno de los imperios más impresionantes de la Historia: la Monarquía Hispánica.

Me he dejado en el tintero otros protagonistas de esta fascinante historia de conspiraciones, muertes sospechosas, conjuras y demás, como el cardenal Cisneros, antiguo confesor de la reina (fue regente en dos ocasiones) y la propia Juana, la “no tan loca” reina de Castilla, a la sazón la auténtica heredera de varios reinos.

La propaganda parece que hizo de la suyas con el apodo de “la loca”, muy conveniente para algunos, pero eso lo trataremos en otra entrada de Con L de Cultura dedicada a ese personaje extraordinario de la Historia de la hoy España: Juana I de Castila y de León.

 

 

 

0 0 votos
Puntuación
Suscríbete
Notifícame si
guest

2 Comentarios
Más antiguo
Reciente Más votado
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Magdalena
Invitado
Magdalena
27 días atrás

👍👍muy interesante, como siempre.

Para conocerme mejor

Lola Carrasco-Barrado

Sígueme en redes sociales

También te podría interesar

Socio cultura
Lola Carrasco-Barrado

La Socio Cultura en España

El imposible divorcio entre lengua y cultura Alguien me preguntaba una vez en qué consistía la dieta mediterránea y más allá de aceite de oliva,

Leer más »
Con L de Lola
Lola Carrasco-Barrado

Nadie ama lo que no conoce

Nadie ama lo que no conoce. Esta afirmación tan archiconocida se puede aplicar tanto a uno mismo como a la Historia y socio cultura de

Leer más »

Suscríbete a nuestra newsletter

Aprende español en su historia de una forma sencilla y practica con nuestros consejos semanales en nuestra newsletter.

Loading
Responsable del tratamiento: MARÍA DOLORES CARRASCO BARRADO Dirección del responsable: AVDA. EXTREMADURA,21, CP 10135, ALCOLLARÍN (Cáceres) Finalidad: Sus datos serán usados para poder atender sus solicitudes y prestarle nuestros servicios, incluyendo el comercio online. Publicidad: Solo le enviaremos publicidad con su autorización previa, que podrá facilitarnos mediante la casilla correspondiente establecida al efecto. Legitimación: Únicamente trataremos sus datos con su consentimiento previo, que podrá facilitarnos mediante la casilla correspondiente establecida al efecto. Destinatarios: Con carácter general, sólo el personal de nuestra entidad que esté debidamente autorizado podrá tener conocimiento de la información que le pedimos. Derechos:Tiene derecho a saber qué información tenemos sobre usted, corregirla y eliminarla, tal y como se explica en la información adicional disponible en nuestra página web. Información adicional: Más información en el apartado “POLÍTICA DE PRIVACIDAD” de nuestra página web.

Puedes eliminar la suscripción cuando quieras

Personaliza tu experiencia

Rellena el siguiente formulario con la información que te pedimos para poder realizar una estimación real de la experiencia que deseas vivir.

Los precios finales incluirán los desplazamientos pero no las comidas. Estas se harán por cuenta del cliente incluyendo la de la profesora si es requerida a tal efecto.

Póngase en contacto con nosotros si:

  • Si deseas formar parte de un grupo pero no tiene con quién.
  • Si quiere viajar a Madrid con un grupo mayor de 4 personas