Vicente Ferrer: España está realizando un milagro en la India

Tabla de contenidos

“Sin una acción buena el mundo estaría vacío y no tendría sentido alguno. La vida de acción es el 50% de la vida, estamos en este mundo para redimir los males, con eso ya tienes bastante.” Vicente Ferrer

                                                               

Vicente fue un hombre que lo tuvo claro, muy claro desde el minuto uno en que pisó aquel desolado estado de la india de clima árido llamado Andhra Pradesh. Allí habitaban los pobres entre los pobres, los parias, los desheredados de la tierra y él como buen jesuita supo ver el rostro de Dios en ellos. Pero lo curioso es que en un momento dado tuvo que renunciar a la Compañía de Jesús, el que había sido su hogar para poder realizar su misión en este mundo. A  eso se llama tener claras las ideas, saber lo que es prioritario en tu vida, pero aún así, tuvo que ser duro.

Los frutos de aquel trabajo y el que se sigue realizando hoy día, más de 50 años después, llega a casi 3 millones de personas, en atención de tipo sanitaria, educativa, cultivos,etc. Es la fundación Vicente Ferrer

No eres bienvenido

Primero fue expulsado de la India por sus ideas, (y sus acciones) por esa clase dirigente que se creía superior, con más derechos que nadie y que no iba a permitir que un extranjero viniera a ponerles los puntos sobre las íes. Después fue la primera ministra Indira Gandhi quien le concedió un segundo visado para poder volver a ella.

Estamos en los años 60 del siglo pasado. Este hecho merece una reflexión, ya que cualquiera de nosotros que va con la mejor de las voluntades a hacer un bien a los demás, a colaborar, y finalmente te rechazan, pues a lo mejor no te planteas volver, o quizás te irías con tus proyectos a otro continente como hicieron sus colegas jesuitas que acabarían formando la Teología de la liberación en América. Pero él volvió a la India.

Los Dalit: “naciste para ser esclavizado”

Cuando llegó a Andhra Pradesh, único estado indio que lo acogió a su vuelta, hizo lo que le dictó el corazón, realizar su misión, entrar muy a fondo en la raíz del problema que veía más importante y prioritario que no era otro que  la pobreza más absoluta, esa que implica no poder llevarte nada a la boca, y para colmo si eres dálit solo puedes aguantarte porque la sociedad clasista y elitista en que has nacido así lo dice: “Naciste para servir a otros, para realizar las labores más desagradables de limpieza, de dureza en el trabajo, servirás al terrateniente al que perteneces, y evitaré en lo posible acercarme a ti, no dejaré que me toque tu sombra”, y de ahí su nombre los intocables *. Con eso tuvo que lidiar.

Me imagino lo que estas situaciones debían afectar a Vicente en lo más profundo de su ser, tanto por hombre de fe cristiano como jesuita y se puso en marcha para obrar un milagro, y se obraron muchos. El primero y más importante: dignidad y respeto para esto seres humanos, que solo se conseguiría haciendo viables unas tierras que estaban condenadas al desierto, es decir trabajarlas para dignificarse. Excavó miles de pozos para hacer el riego posible, si hay agua hay vida, y así fue.

Hospital de la FVF

Luego vinieron las casas dignas, las miles de escuelas, los hospitales, las clínicas rurales, los estudiantes que estudiaron y llegaron a la universidad gracias al apadrinamiento, etc. Pero para esto tuvo que renunciar a su vida dentro de la iglesia ya que le ordenaban otras actividades más “eclesiásticas” pero “menos cristinas” a sus ojos como eran la docencia, entre otras. Al final se casaría con  Anna su más fiel colaboradora, sin ella no sabríamos lo que habría ocurrido, y ahí sigue, al frente, todavía con menos fuerzas por la edad pero con el mismo entusiasmo.

Si hay un problema, hay solución, y si no hay solución está la Providencia, siempre adelante.

En la FVF nadie es excluido por incapacidad y se prestó especial atención a las mujeres, rechazadas socialmente por doble motivo: por parias y por mujeres. Una mujer en este medio es una carga, así que se crearon los Shangan, comunidad de mujeres que trabajan, tienen sus pequeños negocios, llevan dinero a casa, se apoyan entre ellas y es que en comunidad, todo es más llevadero.

Colaboro modestamente en este proyecto desde hace años, supe de sus logros y entendí y entiendo que el largo camino hacia el progreso pasaba por dotar a las mujeres de sus propias herramientas para emanciparse económicamente que es la primera de todas, sentirse útil, aportar valor. Si a nadie le gusta ser una carga, menos en un lugar tan empobrecido. Muchas mujeres a día de hoy optan por el suicidio, una realidad en la India, a 2015 era la mayor causa de muerte entre las mujeres. Os invito a colaborar.

 

No sé si es leyenda o no pero se dice que cuando Vicente Ferrer llegó a Andhra Pradesh se encontró en la vivienda en la iba a pernoctar un cuadro con una leyenda que decía “Espera un milagro” y así ocurrió. Aunque este milagro se debe al trabajo, ayuda, generosidad, compasión, ilusión, esfuerzo, dedicación, voluntad férrea, energía y dinero que llega de muchos sitios, pero en especial de España. Así que aquí os dejo una palabras que escuché a Vicente en una entrevista hace unos años y que he rescatado para todos en internet. No está la entrevista completa pero merece la pena verlo.

“Realmente es el pueblo español el que ayuda y ha ayudado en este progreso. España no lo sabe, no es consciente de que han realizado aquí un milagro único y muy grande” V. Ferrer

“Hoy ayudamos a casi 3 millones de personas y eso se lo debemos al pueblo de España” Ana Ferrer.

Anna Ferrer, esposa de Vicente

* La constitución de la India prohibió la discriminación por castas y abolió la intocabilidad, aunque se siguió practicando. Hay que mencionar que uno de ellos llegó a ser presidente de la India, Narayanan.

“Cuando muera, allí donde vaya, seguro que haré otra fundación” Vicente Ferrer  nació en Barcelona en 1920 y murió en Anantapur en 2009.

Os dejo un documental que está en RTVE play “La felicidad según Vicente Ferrer”

 

 

0 0 votos
Puntuación
Suscríbete
Notifícame si
guest

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Para conocerme mejor

Lola Carrasco-Barrado

Sígueme en redes sociales

También te podría interesar

Suscríbete a nuestra newsletter

Aprende español en su historia de una forma sencilla y practica con nuestros consejos semanales en nuestra newsletter.

Loading
Responsable del tratamiento: MARÍA DOLORES CARRASCO BARRADO Dirección del responsable: AVDA. EXTREMADURA,21, CP 10135, ALCOLLARÍN (Cáceres) Finalidad: Sus datos serán usados para poder atender sus solicitudes y prestarle nuestros servicios, incluyendo el comercio online. Publicidad: Solo le enviaremos publicidad con su autorización previa, que podrá facilitarnos mediante la casilla correspondiente establecida al efecto. Legitimación: Únicamente trataremos sus datos con su consentimiento previo, que podrá facilitarnos mediante la casilla correspondiente establecida al efecto. Destinatarios: Con carácter general, sólo el personal de nuestra entidad que esté debidamente autorizado podrá tener conocimiento de la información que le pedimos. Derechos:Tiene derecho a saber qué información tenemos sobre usted, corregirla y eliminarla, tal y como se explica en la información adicional disponible en nuestra página web. Información adicional: Más información en el apartado “POLÍTICA DE PRIVACIDAD” de nuestra página web.

Puedes eliminar la suscripción cuando quieras

Personaliza tu experiencia

Rellena el siguiente formulario con la información que te pedimos para poder realizar una estimación real de la experiencia que deseas vivir.

Los precios finales incluirán los desplazamientos pero no las comidas. Estas se harán por cuenta del cliente incluyendo la de la profesora si es requerida a tal efecto.

Póngase en contacto con nosotros si:

  • Si deseas formar parte de un grupo pero no tiene con quién.
  • Si quiere viajar a Madrid con un grupo mayor de 4 personas